Miércoles, 23 Septiembre 2015 20:39

Buen trabajo de «Interviú» con «Los otros muertos de la DGT» Destacado

Escrito por

Debo felicitar a la gente de Interviú por el buen trabajo realizado con el reportaje «Los otros muertos de la DGT», un trabajo serio y muy riguroso.

Sin embargo, el tratamiento que ha dado la Universidad de Zaragoza a este asunto, es de poca altura. ¡Qué daño hacen a la institución determinados personajes grises que campan por nuestro rectorado y por nuestros institutos! Y todo por blindar al marido de un alto cargo político -de la directora de la DGT- a costa de no respetar voluntades de donantes, de cargarse mi trabajo de muchos años, de perder inversiones únicas en Europa y de otras muchas barbaridades.

De hecho, alguien, el director del Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón (que no deja su cargo porque nadie tiene el valor de presentarse para sustituirle y tener que lidiar con el marrón que va a dejar) será recordado por destrozar lo que otros construyeron con gran esfuerzo... pero ya se sabe que el que nunca ha construido nada en su vida sí que es, sin embargo, capaz de destruir con gran alegría.

Para que no quede duda de un hecho muy concreto, yo -personalmente- desmentiré a la Universidad de Zaragoza cada vez que diga que "todo era correcto" en el famoso proyecto por el que aposté y que pudo situar a la Universidad de Zaragoza en la cúspide de la investigación en biomecánica del impacto. Gracias al director del I3A -al que alerté reiteradamente de muchas cosas que nada me gustaban- la Universidad de Zaragoza es ahora -en esa materia- un escándalo a nivel internacional. Le dije a una vicerrectora que si el rector se hubiera dignado a llamarme podría haberle explicado de primera mano muchas turbias y oscuras cosas que he visto y que he sufrido, y todas con idéntica autoría, como por ejemplo, ser objeto de censura y de un intento de soborno en toda regla. Pero esa señora, delante de algunos testigos (clientes míos), tuvo la desfachatez de decir que el rector no tenía tiempo para esas cosas. Bueno, pues alguien ya explicará entonces por qué mi firma está falsificada en los documentos de donación de cadáveres, pese a que la Universidad de Zaragoza siga insistiendo en decir que todo eso era muy correcto... y mientras tanto, el rector sigue sin manifestar interés por verificar cómo se usurpó mi identidad en reiteradas ocasiones.

En fin, alguien decidió que había que apostar por el marido de la directora de la DGT, pasara lo que pasara. Ya tendrá que dar ese alguien explicaciones en algún momento.

Todo a su tiempo.

http://www.interviu.es/…/articu…/los-otros-muertos-de-la-dgt

Compartir